Click to this video!
Jovencitas

Soy un poseso de las corridas, señores, es una de las partes del sexo que más disfruto sin duda alguna: correrme dentro del coño de mi novia. Muchas veces lo hago sin avisar, le digo que todavía me queda mucho para correrme, haciendo el que aguanta, pero que va, me empiezo a reír y hago que mi polla dispare toda la corrida a modo de pistola. Eso sí, esto lo hago porque sé que mi chica toma las precauciones pertinentes, si no no me iba a arriesgar a probar semejante chorrada (nunca mejor dicho). Sobre mi novia solo os puedo decir que es una chica extremadamente bella, con unos ojos abiertos, muy blancos y una sonrisa que ilumina toda su cara y sus alrededores. Y con unas tetas impresionantes, la típica chica que destaca gracias a su enorme par de tetas sin duda alguna. Una bendición haberme enrollado con ella y poder follármela cada vez que se me apetece.